Historias

HISTORIAS

FOTÓGRAFO DE BODAS EN MÁLAGA

IDEAS ORIGINALES PARA BODAS

SELECCIÓN DE REPORTAJES DE BODA

 

Esta es una pequeña selección de mis trabajos como fotógrafo de bodas.

Evidentemente, es imposible subir todas y cada una de los reportajes de boda que he hecho a lo largo de todos estos años y muchas veces, es complicado decidirse por qué historias colgar en la web y cuáles no.

Lo que se busca en definitiva, es hacer una recopilación representativa de trabajos que muestren a las futuras parejas mi forma de trabajar, cómo busco la luz o capto esos momentos muchas veces tan efímeros y volátiles que si no se está ahí listo para tomar la fotografía, se pierden para siempre.

Como fotógrafo, procuro que mi trabajo se inspire en ideas originales para captar cada una de las bodas como lo que son: únicas e irrepetibles porque quienes la viven (la pareja y sus invitados) son únicos e irrepetibles en sí mismos.

 

La búsqueda de la originalidad en una boda.

Aunque quien ve miles de bodas al año, termina reconociendo determinados patrones que se van dando a lo largo de los años de forma cíclica, siempre intento huir de aquellos patrones o clichés que van surgiendo en el mundo de la fotografía de bodas.

Es indudable que los clichés surgen siempre ya que todos los fotógrafos nos inspiramos en otros fotógrafos y con el tiempo determinadas fotografías se van repitiendo, convirtiéndose en clichés (más o menos modernos) que se ven repetidos en trabajos de muchos fotógrafos.

A pesar de lo que he comentado de que es inevitable terminar cayendo en dichos clichés, procuro dejarme influir lo mínimo posible en los trabajos de otros fotógrafos y en cada una de mis bodas, busco mi propia voz, mi propia forma de contar esa historia con los personajes que se me muestran. Y siempre, desde un punto de vista original y creativo, buscando en todo momento no hacer que pierdan su identidad y que, por querer una foto bonita, hacer que se muestren como realmente no son.

 

Sentimientos, emociones y creatividad.

Los reportajes de boda ya no son lo que eran antaño y gracias a los avances de la tecnología, nos permite a los fotógrafos desarrollar nuestro trabajo de forma más eficiente.

Está claro que los sentimientos, las emociones y los momentos únicos están ahí y son algo independiente de la tecnología, pero gracias a esta es posible asegurarnos que dichos momentos no se van a perder para siempre.

Por ello siempre que puedo invierto y reinvierto en mejorar mi equipo y mi formación, buscando nuevas vías de exploración para desarrollar no sólo mis habilidades como fotógrafo, sino también mi creatividad.

Desde siempre he considerado fundamental la formación continua en todos los aspectos de mi vida y un fotógrafo no es diferente a cualquier otra profesión. Es más, el constante cambio al que nos vemos sujetos como seres en un mundo dónde las nuevas tecnologías, las redes sociales y la forma de interactuar entre nosotros ha cambiado tan radicalmente en los últimos años, hace que debamos estar vivos y rápidos en cuanto a adaptarnos a todo estos cambios para llevarles a las parejas, siempre una forma fresca y original de capturar los momentos que se dan en el día de su boda.

Sin embargo, muchos fotógrafos sólo se dejan llevar por ese gran avance de la tecnología para confiar en que sus mejores equipos les proveerán de grandes fotografías para sus parejas, sin tener en cuenta que muchas veces es más la sencillez y la cercanía a la pareja, la que realmente conseguirá esas fotografías tan espontáneas y originales que todos buscan en su boda.

 

Empatía antes que tecnología.

Si confías más en las especificaciones de tu cámara, antes que en tu visión como fotógrafo estarás perdiendo la esencia de lo que es el día de la boda.

Es en esos momentos donde la empatía por parte del fotógrafo hacia la pareja y hacia todos sus familiares e amigos dónde hace su mejor trabajo, siendo cercano y abierto y pudiendo en el poco tiempo del que dispone, integrarse como uno más en la gran familia que es una boda. Así consigue que no sea un extraño, que quienes se ponen delante de su cámara no le vean como un intruso que quiere colarse en su intimidad en un día como ese y se abren de manera espontánea a ser ellos mismos y a expresarse como son.

Para mí, es fundamental crear esa cercanía desde el mismo momento en que tenemos nuestra primera reunión, mostrándome como soy, sin artificios y de manera transparente y llana.

No se trata de vender a toda costa, sino de encontrar a aquellas parejas que van a confiar en mí plenamente en el día de su boda y que esta confianza se va a ver premiada por unas fotos de boda en las que ellos se van a poder sentir identificados ya sea vean dentro de un mes o dentro de cien años.

Espero que te guste esta pequeña selección de reportajes de boda. Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto conmigo y contarme más sobre vosotros.

Disfruta de la vida.

Todas las imágenes están protegidas por los derechos de autor.

Contacta para cualquier duda en: hola@juanjusto.com