Fotografia preboda Raquel y Diego
Fotografo bodas Malaga

Fotografia preboda Raquel y Diego
Fotografo bodas Malaga

Os traigo otro trabajo como fotógrafo de bodas en Málaga. En esta ocasión la preboda de Raquel y Diego.

 

Raquel y Diego son una pareja que, aunque actualmente viven en Jaén, quieren que su boda se celebre en Málaga, de dónde son y dónde se han criado. De hecho, Raquel es de la barriada que está justamente pegada a la mía, Teatinos.

 

Siempre que una nueva pareja me contacta y muestra interés por mi trabajo como fotografo de bodas, procuro conocerla un poco más. Hablando de todo un poco, me di cuenta de que tenemos mucho en común ya que son bastante frikis. Aunque últimamente no dispongo de tanto tiempo como me gustaría, reconozco que todo lo que son cómics, juegos de rol, juegos de estrategia… me encantan y siempre procuro leer algo sobre el tema para no desligarme completamente.

 

Es divertido saber que tienes algo en común con tus clientes, ya que notas que la conexión en muchísimo mayor con ellos. También estás tranquilo porque siempre tendrás un tema de conversación común con ellos (no sólo de tu trabajo o de las bodas), lo cual relaja bastante a la pareja (y al fotografo en ocasiones, también).

 

Su boda será una de las primeras este año, por lo que querían sus fotos de preboda lo antes posible, con el objeto de poder usarla para el día de su boda (y para informar a aquellos a los que aún no habían avisado de que se casaban).

 

Para su preboda, decidieron algo que estuviera al aire libre, con nubes y montañas, ya que les encanta todo lo relacionado con el senderismo y paseos por el campo. De hecho, fueron ellos mismos los que propusieron el Torcal de Antequera ya que habían estado en varias ocasiones y como aficionados a la fotografía, pensaron que podrían quedar buenas fotos por allí. Desde luego no se equivocaban.

 

Eso sí. Como precaución para futuras sesiones allí, recomendaría que se mirase muy bien la climatología que se da por la zona. A pesar de que la previsión marcaba buen tiempo, un poco de viento puede hacer que la temperatura baje bastante y que la sesión no discurra con la tranquilidad con la que se había previsto.

 

Yo personalmente no conocía aun el Torcal. Aunque realmente me pilla muy cerca de mi casa en Málaga, la verdad es que por una cosa u otra me ha sido imposible desplazarme hasta allí para conocerlo, pero ahora que lo he visto, se lo recomiendo a todos aquellos que deseen echar un día en la naturaleza y ver un sitio muy curioso.