Propósitos 2017

Propósitos 2017

Muchos me conocéis como fotógrafo de bodas y sólo algunos, me conocéis en persona. Bien porque nos hemos conocido en algún viaje o porque sois de Málaga. Hoy os quiero contar algo más sobre mí.

Soy una “de esas personas” que les gusta hacer propósitos para el año entrante. No sólo eso. También soy una “de esas personas” que ponen todo su empeño en llevarlas a cabo. Aunque reconozco que muchas veces, ni con todo el empeño del mundo soy capaz de llevarlas todas a cabo.

Este año, como no podía ser menos, me he propuesto mis Propósitos para el 2017. Realmente en mi lista personal de propósitos, hay unos 20 propósitos, pero algunos son tan personales (o incluso pequeñas chorradas mías) que he decidido nada más que escoger los 10 propósitos que me parecen más interesantes/relevantes.

Estos son:

  • Hacer más deporte.
  • Leer al menos un libro al mes.
  • Ver al menos una película a la semana.
  • Escuchar música nueva.
  • Aprender a manejarme con el vídeo.
  • Escribir cada día en mi diario.
  • Ser más constante con mi blog.
  • Hacer algún proyecto personal fotográfico.
  • Ser más crítico conmigo mismo.
  • Tomarme la vida más relajadamente.
Propositos 2017 - Juan Justo - Fotografo de bodas en Malaga

Como no fumo ni me suelo “jartar” de dulces, pues dichos propósitos no encabezan mi lista. Lo que sí es un hecho, es que en el último año me ha tirado un poco al barro y he cogido algo de peso. Ya no sólo por estética sino por salud, creo que es de obligado cumplimiento el hacer algo más de deporte y perder algo de peso. ¡Operación bikini 2017, allá voy!

El hecho de leer más libros, ver más películas y escuchar música nueva, siempre he creído que te mantienen activo culturalmente y te ayudan a la inspiración diaria que siempre buscamos aquellos que nos movemos en alguna rama del arte. En el último año he visto muchas películas y libros, así como escuchado nuevos grupos que me han inspirado y me han dado ideas para fotografías, pero siempre me lo pongo como recordatorio para seguir haciéndolo año tras año.

El tema del vídeo siempre ha sido algo que llevo pendiente. Desde que hay posibilidad con las DSLR de hacer video y concretamente desde que empecé como fotógrafo de bodas, he estado postergando este asunto por ¿pereza? No sabría decir realmente el motivo. El caso es que tengo muchas ganas de meterme con el vídeo, pero o bien no tengo tiempo o bien cuando lo tengo, entre una cosa y otra no termino de meterme.

Escribir en un diario siempre te ayuda a expresarte y a soltar ideas, muchas veces sin ser muy crítico con ellas. Quizás en un primer momento no le echemos mucha cuenta, pero con el tiempo al releer algunas entradas de dicho diario, podemos toparnos con ella y descubrir que es algo que nos interesa en ese momento.

Además, el hecho de escribir y no sólo fotografiar, te permite usar otra forma de expresión, otros instrumentos, otras técnicas… al igual que tocar un instrumento musical, que se ha demostrado que si no sabes tocarlo y te pones a ello, el proceso te ayuda a ser más creativo.

Lo de escribir todos los días también va por no dejar de lado el blog. Habitualmente al blog le doy un achuchón en aquellos momentos en los que más desahogado de trabajo ando. Y por contra, cuando más liado voy es cuando más lo dejo de lado. Este año quisiera dosificar eso, con la idea de mantener un ritmo constante de publicaciones.

Los proyectos personales ayudan a fomentar la creatividad y la iniciativa. Como fotógrafo de bodas, siempre necesito estar en un proceso creativo constante y muchas veces, el hecho de seguir el propio ritmo de una boda, hace que haya poco espacio para hacer aquello que realmente me gustaría hacer (o fotografiar, en este caso). Por ello, un proyecto personal ayudaría como válvula de escape a dar rienda suelta a todas aquellas fotografías que quiero o me apetece hacer, así como seguramente a darme nuevas ideas para la fotografía de boda.

Lo del ser más crítico conmigo mismo ya puede llegar a un nivel “pro”. Soy muy crítico conmigo mismo y cada año me “aprieto las tuercas” un poco más. Pero nunca creo que aprieto lo suficiente. Quizás debería ser al contrario y no ser tan crítico conmigo mismo, pero creo que eso va intrínseco en la persona. Así que lo dejo ahí como recordatorio de que uno no puede dormirse en los laureles, simplemente porque piense y piensen que su trabajo es bueno.

Por último, debería tomarme la vida más relajadamente. Quien piense que un fotógrafo de bodas sólo trabaja durante la temporada de bodas, está muy equivocado. Quizás la parte más visible sea esa, pero detrás de esa temporada ha habido una preparación y habrá una planificación de una futura temporada. Es un no parar constante: buscando clientes, rehaciendo presupuestos, promocionando, alimentando las redes sociales… Un no parar, vamos. En ese sentido, creo que tiendo a la “asfixia” con demasiada facilidad y a agobiarme con pequeños detalles que a la larga tienen poca importancia. Por eso mismo, este último propósito para el 2017 tiene por objetivo recordarme que mola mucho y no está de más, vivir en la cara slot de la vida.

Espero que os haya gustado mis propósitos para el 2017 y os animo a que, si no lo habéis hecho aun, lo hagáis. Y si sí lo habéis hecho, compartáis conmigo algunos de ellos en los comentarios.

Un saludo!

Fotografo bodas Malaga - Juan Justo - Raquel y Diego 0055
Prev Selección fotografías 2016
Next San Valentín <br> Especial Prebodas
Fotografia bodas Malaga - Prebodas - Juan Justo 0044

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Todas las imágenes están protegidas por los derechos de autor.

Contacta para cualquier duda en: hola@juanjusto.com